Shomin Sample – Volumen 1 – Capitulo 5 – Pero Solo Hay un 50% de Probabilidad de que las Cosas Salgan Bien

“Aika-sama…”

Arisugawa murmuró mientras recobraba la conciencia.

La chica llamada Aika-san fijó su mirada en mi y de inmediato se dirigió hacia mi dirección.

Pasando entre las ojou-samas que estaban diciendo esto y aquello, ella caminó con tanta fuerza que casi parecía cortar el aire hasta que se detuvo en frente de mí.

*mirada* Ella levanto la vista hacia mi rostro. Era cerca de una cabeza más baja.

En ese momento ella agarro mi muñeca de repente.

“¿Eh? Espera––”

Fui arrastrado a lo largo del camino que ella había hecho a través de las chicas.

Los dos lados de las ojou-samas se amontonaron ante este brusco giro de acontecimientos.

“¡A-Aika-sama!”

La última cosa que escuche mientras era sacado a la fuerza afuera de la habitación fue el grito de Arisugawa-san.

Aika-san continuó tirando de mí por el pasillo que estaba decorado con una alfombra de color violeta claro.

“¿U-Um…?”

No tenía la mas minina idea de lo que estaba pasando, por lo que nunca pensé en resistirme.

Salimos del pasillo y entramos en un patio.

El jardín tenía un agradable ambiente y calidez, parecía salido de un libro de fotos de un país extranjero.

Alejándonos del camino de piedras, rápidamente caminamos por el césped hasta que nos detuvimos en la sombra de los arboles que habían sido plantados en una elipse.

Podía escuchar a los pájaros cantando. La luz del sol brillando a través de los arboles era débil, por lo que el aire se sentía un poco frio.

Aika-san dejo ir mi mano y me miró a la cara.

Cerrando sus ojos, ella tomo unas cuantas bocanadas de aire para prepararse a sí misma.

“………Yo……….quiero…”

Con una débil voz ella comenzó a murmurar algo.

“…convertirme en…”

Su cuerpo entero empezó a temblar y su cara débilmente se puso roja.

¿Ahora qué…? Había un aire bizarro de nerviosismo en ella, del tipo que uno tendría justo antes de lanzarse en paracaídas.

“–––¡¡Por ese bien!!”

De repente, abrió sus ojos ampliamente y dio un paso adelante.

Después, ella sujetó mi cabeza con sus dos manos y acercó su cara.

Ella entonces cerró sus ojos fuertemente de nuevo y frunció sus labios como si estuviera por besar… Err, espera––

“¿¡Oye!?”

Eche para atrás mi cabeza.

“¿¡Ah, que estás haciendo!?”

Ella no me soltó. No entendía que estaba pasando y con fuerza retrocedí aun más––y mi pie se resbalo.

“Uwa––”

“¿¡Kya!?”

Caí, aterrizando boca arriba.

Sentí la sensación de hormigueo del pasto sobre mi espalda y cuello.

Cuando levante la vista, pude ver a la chica estirándose sobre mí en cuatro patas para no caer.

““………….””

Y entonces, me di cuenta.

Mis dos manos estaban tentando su pecho.

Al darme cuenta de lo que estaba haciendo, mi cara se acaloró.

La sensación que sentía en la palma de mis manos se parecía un poco a los malvaviscos.

*apretar*

Ah, lo siento…

Por primera vez, sentí que quería huir.

“~~~~~~!!”

Aika-san se puso de un color rojo brillante y sus labios empezaron a temblar. Aunque eran pobres, pechos son pechos. Incluso si solo tenía pechos muy pequeños, seria natural que sienta vergüenza por, como, cinco minutos.

Con un *SLAP* extremo fui golpeado en la cara.

“¡E… Ple-Plebeyo!”

Todavía en la misma posición de cuando ella me había golpeado, ella me miró y dijo,

“¡¡Bésame!!”

¿……………..?

Uh… ¿Por qué una chica me pediría besarla justo después de abofetearme en la cara…?

Sin siquiera el tiempo para pensar que las cosas progresaban demasiado rápido y surrealistamente, Aika-san apretó sus molares y entonces llevó sus labios más cerca de mí.

“Que–– ¡Espera! ¡Dije que esperes!”

Agarré sus hombros.

“¿¡Por que estás haciendo esto!? ¿¡Por cual razón!?”

Obligada a retroceder con esas mismas palabras usadas por Sakamoto Ryouma cuando fue asesinado, Aika-san utilizó toda su fuerza para quitar mis manos y dijo–––

 

“Si besas a un plebeyo, tu deseo se volverá realidad, ¿¡cierto!?”

 

“….… ¿Huh……..? Espera, ¿¡qué!?”

“¡¡Bésame por el bien de mis sueños, plebeyo!!”

“¡Espera un segundo! ¡Eso no es verdad! ¡¡No va a hacer que tu deseo se vuelva realidad!!”

“¡Mentiras! ¡Sin duda escuche que es verdad!”

“¿¡De quien!?”

“¡De rumores!”

“¿¡De rumores!?”

“¡Lo escuche mientras hablaba con una senpai de preparatoria en una fiesta de té después de la escuela!”

¿¡Qué clase de fiesta del té fue esa!? ¿¡Qué clase de ojou-samas vienen aquí!?

“… ¡Escucha! Entre una senpai que nunca ha salido al exterior y yo, un plebeyo, ¿¡quien es más digno de confianza ahora!?”

En ese momento––Aika-san se congeló.

“………..”

Ella todavía estaba sosteniendo mis brazos, sin pestañear; probablemente había algún súper importante enfrentamiento pasando dentro de su cabeza. Y el resultado––

“–––––––!!”

Ella intentó alejarse de mí de un salto, pero como todavía estábamos sobre el suelo ella terminó corriendo hacia atrás en cuatro patas.

Ella golpeó la parte de atrás de su cabeza con el tronco de un árbol.

“¡Gyaa!”

Quizás debido al ataque sorpresa, se le escapó un grito extraño.

Mientras sus ojos comenzaban a lagrimear, una hoja aterrizó en la punta de su nariz, y con un “Ahh… Ahh––”

“¡Achoo!”

Se parecía a un manga cliché.

Su actitud era diferente de las otras chicas ricas. Para decirlo sin rodeos, ella era una torpe.

“¡Te-Te equivocas!”

Ella me apuntó.

“¡No es que realmente haya creído eso, ¿de acuerdo?!”

Con lágrimas en sus ojos, ella continuó.

“¡Fue mas como, ‘la prueba del pudin esta en el comer’, y si bien es cierto, es una única oportunidad en la vida! ¡La verdad es que estoy desaforadamente tratando de disimular mi increíble vergüenza, pero los plebeyos son tan tontos de todos modos, por lo que fue suficiente para engañarte! ¡Ufufu!”

Tienes fugas en todo el asunto, sin embargo.

Dándose cuenta por sí misma, ella rápidamente cubrió su boca.

Después, ella me lanzó una mirada detestable––

“¡Plebeyo idiota!”

Ella estaba enojada conmigo aunque era el único que debería haber estado irritado.

“¡La única idiota aquí eres tú!”

“¿¡Que dijiste!?”

“Di lo que quieras, es normal creer en algo como eso. ¡Pero, hasta lo intentaste hacer!”

“¡E-Era solo por la probabilidad!”

“Si te digo que la condición para que puedas cumplir tu deseo no era ‘Besar a un plebeyo’, sino ‘dar 3 vueltas y después ladrar’, ¿todavía harías eso?”

“¡No hay manera de que yo haga eso!………..”

Ella fue absorbida por el silencio de repente.

“…………..Eso no es verdad, ¿cierto?”

Oye.

A la excesiva inocencia de Aika-san (con una expresión sutil), dije,

“Es verdad, es totalmente cierto.”

“¿¡Eh!? ¡No puede ser!”

“Pero solo hay un 50% de probabilidad de que las cosas salgan bien.”

“…N-No es posible… Esa es una mentira, ¿cierto?………… ¿Es realmente cierto?”

“Es un conocimiento común entre los plebeyos.”

 

“!! No-No lo sabía––– ¡YA SABIA ESO, ¿DE ACUERDO?!

 

Huh, ¿Qué sucede con esa fanfarronada al final?

Ella se paró con vigor y comprobó su equilibrio.

Espera, ¿ella realmente creyó que es verdad…?

Cuando ella realmente estaba a punto de girar––

“Espera.”

La detuve de inmediato y––

“Tienes que poner tus manos de esta manera.”

Le di un poco de orientación coreográfica.

“¿De-De esta forma?”

Sin una astilla de duda, ella llevo sus ambos puños delante de ella y asumió la postura de un cachorro.

“¿De-De esta forma, cierto? Si recuerdo correctamente, es de esta manera.”

“Si. Pensé que ya lo sabrías, pero solo por si acaso. Mi error.”

“Hmph, no se puede evitar.”

Aunque ella es extraña, a fin de cuentas ella sigue siendo una formal y sobreprotegida ojou-sama. Ella también se siente un poco diferente por alguna otra razón, pero vamos a probar cosas por ahora.

“Y cuando estas girando, tienes que verte absolutamente inocente como un cachorro.”

“¿Cachorro?”

“Brincando mientras mueves tu cola, esa clase de cosa.”

“¿De-De esta forma?”

“No, mas como…”

Mientras ella sacudía su trasero, ella empezó a brincar como si su dueño estuviera ondeando un juguete sobre ella.

“¿Así?”

“¡Así está bien! ¡Realmente bien!”

Aika-san parecia totalmente feliz.

“¡Muy bien, ve por el!”

“¡Bien! ¡Con esto, mi sueño se volverá realidad!”

Aika-san dijo con una expresión resplandeciente mientras comenzaba a dar vueltas alegremente. Agitando sus glúteos, ella saltó con encanto, dando tres giros con una sonrisa de oreja a oreja––

 

“¡Woof!”

 

Esto hizo eco por todo el patio.

“…………”

Mientras miraba a la chica manteniendo su postura de cachorro, me puse a pensar.

¿Que debería hacer? Ahora que ha llegado a esto, no puedo volver atrás de manera segura ya.

Por el momento, debería decirle la verdad y––prepararme para una paliza.

“¡Ah, aquí esta él!”

Cuando me di la vuelta hacia la voz, vi a Arisugawa-san y compañía entrar al patio en sucesión.

“Por favor perdónenos, Kimito-sama.”

Arisugawa-san se inclinó con vergüenza.

“Estábamos sin duda preocupadas buscándolo.”

Un precioso viento comenzó a soplar.

“Inesperadamente, está acompañado por alguien mas.”

“Que sorpresa.”

Las ojou-samas dijeron unánimemente. Se volvió animado el ambiente del patio, como si una docena de flores empezaran a florecer.

“Entonces, ¿Qué estaban haciendo los dos aquí?”

Arisugawa-san preguntó.

“¿Eh? Ehm…”

Mire  hacia Aika-san y––

Antes de que me diera cuenta, ella estaba del otro lado del patio.

Estaba de pie en un lugar lejos del círculo de ojou-samas y estaba en silencio bajando su mirada.

Arisugawa-san siguió mi mirada.

“Aika-sama…”

Estuvo claro que sus hombros estaban temblando.

Con su cabeza baja, ella lanzó miradas hacia Arisugawa-san y las demás repetidamente. Una persona completamente diferente de la de hace un momento.

Justo cuando parecía que sus labios se movieron torpemente para hacer algo parecido a una sonrisa, ella fuertemente aparto y cerró sus ojos en su lugar y––

Salió corriendo.

Con sus cintas ondeando, ella ganó distancia y desapareció en la esquina.

“Ella se despidió a su manera…”

Una de ellas murmuró.

Su tono implicaba que era lo mismo de siempre. Las demás chicas tuvieron una reacción similar.

“Aika-sama no habla mucho con nosotras…”

Arisugawa-san me miró y explicó.

“Tenemos algunas deficiencias, supongo.”

Ella llevó su mano a la mejilla con malestar.

En esta situación realmente curiosa, no sentía que la molestasen.

Pero entonces, ¿Por qué fue eso…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s