Chunqing Yatou Huolala – Capitulo 1 – Una Pequeña Doncella Jugando con fuego

Descargar este capitulo AQUI


 

El glamur y lo espléndido de Japón, en todas partes se veía tan animado y lleno de gente bulliciosa.

En una esquina dentro de la barra de anfitriones, la borracha Luo Yao Yao es acompañada por dos bien parecidos anfitriones, frustrada se quejó con su amiga: “Xiao, Xiao Man, dijiste que los anfitriones de aquí son…  de los mejores, pero ¿por qué estoy tan decepcionada?”

“Hey, Xiao Man, estamos acompañándola por darle la cara a tu madre como nuestro cliente leal, pero ahora ella se ha quejado de que no somos lo suficientemente bien parecidos, ¡¡ ¿qué quieres decir?!!” El anfitrión sintió que estaba siendo insultado de esta manera, ¿cómo podrían soportar los anfitriones?

Gong Xiao Man sonrío con impotencia: “Lo siento, ella ha bebido demasiado por lo tanto se convirtió en esto, lo siento, lo siento”

Mientras su mejor amiga seguía hablando con los anfitriones, los ojos borrosos de Yao Yao, miraron a su alrededor: “Ugh…” se detuvo y fue camino a la salida del bar de los anfitriones…

Al momento, un hombre que vestía un traje caminaba lentamente en el interior, su aparición  fascino a todos las clientas.

El pelo negro y sedoso, las cejas oblicuas de doble filo, tenía un agudo encanto demoníaco en sus ojos negros, labios finos y brillantes, un cuerpo con una silueta definida, alto y de figura esbelta como la de un modelo, fuerte como un halcón nocturno, frío, arrogante, pero místicamente encantador.

Siendo un solitario independiente que emitía un aura fuerte, odiando al mundo. Incluso los hombres que estaban detrás de él se veían como hombres decentes, sus auras parecían sombrías comparadas a la suya, ¡no! Digo, todos los anfitriones de aquí en comparación con él, todos ellos eran sombríos.

¡Es él! De repente Yao Yao se puso de pie, levantó la mano y señaló a ese hombre: “¡Tú, detente!”

Todas las personas en ese lugar de pronto se quedaron calladas, siguiendo sus sorprendentes-insultos, incluso los anfitriones que la acompañaban… “No… Oh, Xiao Man, ¿tu amiga está loca? Ella incluso se atreve… ¿a provocar a ese hombre? ”

“Es normal, él es tan guapo, también quiero molestarlo, burlarme de él” Xiao Man quien todavía no tenia clara la situación se encapricho y admiro a ese guapo hombre que no se encontraba muy lejos de ella.

“Oye, Xiao Man, no sabes quién es….”

“Mei Mei (niña), ¿me has llamado?” El hombre preguntó con voz grave y profunda, sus ojos fríos y sombríos miraban en dirección a Luo Yao Yao.

“Sí.” Tambaleándose, camino delante de él, lo observo y asintió: “hm, no está mal, tu, tu aspecto es más como el de un Anfitrión. Vamos, vamos, quiero que me acompañes.” Una de sus manos tiro de su cuello a través de la corbata, tirando de él con fuerza hasta su lugar.

Cuando sus subordinados lo vieron, fruncieron las cejas y rápidamente se pusieron de pie. Pero ese hombre, les hizo una señal silenciosa para que no hicieran ningún movimiento, de modo de que sus subordinados se devolvieron, relajados…

El hombre la siguió a su asiento, si bien los otros dos anfitriones se apresuraron a levantarse, sus pies temblaban imparablemente.

“Hm”. Ese hombre tosió una vez, chocando sus manos. Dos de los anfitriones recibieron la orden. En silencio llevaron a Gong Xiao Man a fuera.

La borracha de Luo Yao Yao no se dio cuenta de que su mejor amiga ya no estaba allí, tomó la copa de vino: “Toma, guapo hermano, acompáñame… acompáñame a tomar una copa…”

El hombre expuso una sonrisa demoníaca, la miro y vertió la bebida, cruzo tranquilamente sus piernas. Este escenario es como un sitcom donde ella es la dueña de los anfitriones, mientras que él es el cliente común.

“Oye, guapo, ahora el cliente te ha llamado para beber, ¿por qué no bebes? ¡Más rápido! ¡Bebe!”

“¿Eh?”, Después de escuchar su orden, sus ojos parpadearon, apretó su mandíbula, “Niña, si juegas con fuego, cuidado, conseguirás quemarte**!”

En ese momento, la cara del hombre expuso una fuerte presencia que daba una gran sensación de asfixia a todas las personas alrededor, pero la borracha de Luo Yao Yao no presto atención de este detalle. “Oye, ¡me estás haciendo daño! para… para ser honesta déjame decirte, hoy mi propósito para venir aquí es que quiero enloquecer, ¡de ningún modo su negocio!”

“¿Eh? Interesante…” ella aflojo sus manos, el hombre se puso de pie, le pidió a un subordinado que estaba cerca, en voz baja, dijo: “Llévala a mi habitación” Sus ojos profundos ocultaban una mirada de astucia; rápidamente desapareció del primer piso…

Un comentario en “Chunqing Yatou Huolala – Capitulo 1 – Una Pequeña Doncella Jugando con fuego”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s